3 de octubre de 2012

Garbanzos para el otoño

Buenos días,

 ¡¡¡Bienvenidos al otoño!!!, si, ya sé que ha llegado hace unos días......no me he despistado, pero como la semana pasada no os puse ninguna receta, lo tenía pendiente.

Tengo que decir que me apetecía el otoño, normalmente no pienso en los cambios de estación ,y aunque estas últimas semanas teníamos calor, pero no era ya calor de verano, y "los cuerpos" o por lo menos el mío reclamaba el fresquito, el taparte por la noche viendo la tele, preparar comidas más calentitas , vamos templarnos un poco.

Ahora me diréis que con lo bien que se está en la calle, pues si tampoco lo voy a negar, que en verano se está muy a gustito al sol, pero ya tocaba cambio, y los cambios hay que cogerlos con ganas, y disfrutarlos.

Que toca pisar hojas secas, pues las pisamos tan contentos, que toca hacer sopitas, pues mira que ricas y calentitos nos dejan, que toca abrigarse,..........¡¡pues nos abrigamos!!





Y para días de abrigarse un poquito, os traigo unos garbanzos y os dejo algunas de sus propiedades según la Revista Cuerpo y Mente:
  •  Los garbanzos aportan hidratos de carbono complejos, de absorción lenta. Son los más recomendables, ya que producen una asimilación gradual de la glucosa. Esto evita el desequilibrio de los niveles de azúcar en la sangre y genera una energía constante.
  •  Aportan gran cantidad de proteínas pero al mismo tiempo son muy pobres en grasas saturadas, por lo que contribuyen a regular el colesterol. Al combinar garbanzos con cereales (arroz, cuscús…) la calidad de sus proteínas mejora.
  •  Proporcionan notables cantidades de fibra, lo que mejora el tránsito intestinal y contribuye, además, a que la absorción de los hidratos de carbono sea todavía más lenta.
 
  •  Los garbanzos aportan muchos minerales, sobre todo fósforo, hierro y magnesio.

  •  Son especialmente ricos en vitaminas B1, B6 y ácido fólico.
 
Así que este otoño a poner garbanzos en nuestras vidas y a cuidarnos un poco.

Ingredientes: 
  • 300 grs de garbanzos 
  • 1 pimiento rojo 
  • 1 pimiento verde
  • 1 Tomate 
  • Champiñones
  • 2 Zanahorias
  • 1Cebolla grande
  • Perejil, aceite y sal
  • Salsa de soja
La noche anterior, dejamos los garbanzos en remojo.
Al día siguiente escurrir los garbanzos y poner en la olla con agua caliente y a fuego moderando unos 30 minutos. Si los hacéis en cazuela normal, el tiempo dependerá de la temperatura, el tipo de garbanzo,
Si vais con prisa podéis utilizar garbanzos cocidos de bote.
Una vez cocidos escurrimos y reservamos.

En una sartén con un chorrito de aceite, picamos la cebolla, y los pimientos en trocitos pequeños y las zanahorias en rodajitas,  y un poco de sal y dejamos que se hagan a fuego lento.

Cuando está todo dorado, añadimos los champiñones en trocitos medianos, y cuando ya está todo hecho, el tomate en trocitos o un puñado de cherrys, y esperamos que se haga un poco.
Finalmente  añadimos los garbanzos y dos cucharadas de salsa de soja, y dejamos reducir un poco el líquido.


Servimos calentitos y ya tenéis listo otro plato diferente.Os recomiendo probar y crear vuestras propias recetas, y variaciones de ingredientes , es increíble lo ricos que pueden estar.
 


Un besote y hasta la siguiente receta

Silvia



Otras recetas con garbanzos:





Publicar un comentario