18 de mayo de 2012

Pastelitos de pescado o Fish Cake

Buenos días
retomo los retos de Whole Kitchen que los últimos me los salté, y la verdad es una forma divertida de no hacer siempre lo mismo.
Además este mes me encanta el salado y el dulce también ya veréis................

Circulo Whole Kitchen en su Propuesta Salada del mes de Mayo, nos invita a preparar un Fish Cake o Pastel de pescado.

He elegido la propuesta de Whole Kitchen de Jamie O.pero añadiendo algo más y nos ha encantado, son unos pasteles nada grasos ya que aunque van fritos no cogen casi nada de aceite, con todos los beneficios del salmón y con una textura muy ligera.

Antes de empezar, quiero dedicar esta receta a mi Madre, que ayer fué su cumpleaños y está disfrutando esta semana de un viaje estupendo, y como sé que esta receta es de las que le gustan se la quiero dedicar con todo mi cariño,que es mucho mucho y mucho.

Vamos con la receta.

Ingredientes:
  • 3 patatas grandes
  • 1/2 kg de salmón sin piel ni espinas
  • 1 Cucharada de harina
  • 2 Cucharadas de pipas peladas
  • Tomillo 
  • 1 Cucharada de aceite
  • 1 Huevo 
  • Sal
En primer lugar  pelamos y cocemos las patatas, y por otro lado el salmón en trocitos.
Cuando tenemos todo  cocido, en una fuente vamos deshaciendo la patata con el tenedor, a la vez que incorporamos la sal para que se vaya repartiendo, y después echamos la cucharada de aceite.
Despues desmigamos el salmón lo seguimos mezclando con el tenedor y lo dejamos enfriar un poco, hasta que podamos coger la masa conseguida sin quemarnos.

Cuando está frío espolvoreamos un poco de tomillo, o la hierba que prefirais, o sin nada y añadimos el huevo batido.
Formamos nuestros pastelitos con la mano,y enharinamos se maneja muy bien y freímos en aceite abundante y caliente.


Si queréis quitar un poco de grasa, lo dejamos reposar en un plato cubierto con papel de cocina, y listos para servir.
Nosotros lo hemos comido con un poco de ensalada, había hecho estos pasteles con pescadilla pero al probar con salmón me ha encantado, es un sabor muy rico y un plato completo.

Un consejo para comprar el salmón:
El salmón lo suelo comprar entero, y pido siempre que me lo abran y le quiten las espinas así se queda el salmón entero, con los dos lomos, que resulta más fácil de cortar a nuestro gusto y manera, sin las odiosas espinas centrales y más cómodo para dar a los niños. 
Como suelen ser grandes los congelo en las porciones que utilizo y así siempre tengo disponible en el congelador para cuando las necesito.
Para congelar utilizo las bolsas Ziploc que me envió Albal que permiten envasarlas al vacío con una bomba que extrae el aire y así ocupan menos en el congelador.
















Así que os animo a probar, la próxima receta será dulce, que aunque estemos cerca del verano , con una dieta completa y equilibrada siempre nos podemos permitir un caprichito ¿a que si?
Un abrazo y hasta la próxima receta

Besos

Silvia


Publicar un comentario